Los casos de acoso escolar crecen un 240% en los dos últimos años

0
1864

Cada vez más pequeños

El II Estudio sobre bullying y ciberbullying según los afectados deja, sin embargo, otras realidades del problema que deberán ser abordadas. Así, en 2016 se ha reducido la edad media del acosado a los 10,9 años (desde los 11,6 años del informe previo), que sigue afectando en una proporción muy similar a chicos y chicas y aumenta considerablemente el número de víctimas de siete años o menos (14,25 frente al 8,7% del estudio previo).

La víctima de ciberacoso presenta unos rasgos propios, diferentes a las del bullying tradicional.  Así, la edad media de este tipo de víctima es de 13,5 años (frente a los 10,9 años de la víctima de acoso físico), tal cual se detectó en el informe previo. Y esta violencia a través de medios tecnológicos afecta más a chicas que a chicos, en una proporción de siete a tres (mientras que en el acoso físico el porcentaje por sexos está más igualado). Los tipos de ciberacoso más frecuentes son las agresiones verbales (insultos o palabras ofensivas (52,1%), seguido de las amenazas (22,3%) y la difusión de imágenes y vídeos comprometidos (20,2%). Crecen con respecto al informe previo otros tipos de ciberacoso que antes eran residuales, tales como la difusión de información personal de la víctima (del 3,5 al 11,7%) y el pirateo de las cuentas personales (del 1,7% al 8,5%).El teléfono móvil –por encima del ordenador o la tablet- y el Whatsapp siguen siendo los medios más empleados para el ciberbullying.

En el caso del ciberbullying también crece del 14,9 al 68,35 el número de compañeros del colegio que reaccionaron ante el problema y el número de víctimas (66,7%) que se enfrentan o reaccionan a los acosadores, demostrando el empoderamiento que le confiere la mayor visibilidad y concienciación social ante el problema.

En los casos de ciberbullying aumenta el número de víctimas que opta por cambiar de colegio (del 8,3 al 29,7%). Sin embargo, en los de acoso escolar, disminuye el porcentaje de niños y niñas (del 8,6% al 6,5%) que son cambiados de centro, una medida ineficaz, como se demostraba en el Informe anterior.

¿Quiénes acosan?

Más de la mitad de los agresores en el bullying  físico son varones (55,7%) con una edad media de 11 años, ligeramente inferior a la del informe previo. Como en el caso de las víctimas, crece el porcentaje de casos de acoso con agresores con una edad inferior a los siete años (15,7% frente al 7,8% del análisis anterior). En la mayor parte de los casos (86,8%) los acosadores suelen ser de la misma clase que el acosado.

En el ciberbullying, sin embargo, entre los acosadores suele haber más presencia de mujeres, que actúan mayoritariamente en grupo, que tienen una edad media de 13,8 años y que en el 89,1% de ocasiones pertenecen a la misma clase que la víctima. Los problemas psicológicos derivados del acoso escolar como la tristeza, la ansiedad y el miedo siguen siendo muy elevados, tanto en el acoso como en ciberacoso. En el 8,4% de los casos –casi uno de cada diez- el menor de edad víctima llegó a pensar o intentar suicidarse o autolesionarse en su desesperación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here