Los casos de gripe A se han duplicado en una semana

0
637


El Ministerio de Sanidad y Política Social ha registrado unos 80.981 casos de gripe A en España durante la última semana de que disponen datos, la del 18 al 24 de octubre. Últimamente, la gripe A acapara todas las portadas y espacios prime time de las televisiones, dejando a la gripe común y al resfriado un papel más que secundario en la escena sanitaria. Sin embargo, los expertos llaman la atención sobre éstas y otras patologías respiratorias relegadas al olvido, y que de no tratarse adecuadamente, pueden causar incluso más estragos que la nueva gripe.

El Ministerio de Sanidad y Política Social ha registrado unos 80.981 casos de gripe A en España durante la última semana de que disponen datos, la del 18 al 24 de octubre, casi el doble de los 42.387 nuevos contagios que se dieron en la semana anterior, según el último informe epidemiológico por la Red de Médicos Centinelas del Sistema de Vigilancia de Gripe en España.  Además, en la última semana se han registrado 9 fallecimientos, con los que son ya 63 las víctimas mortales relacionadas con el citado virus desde que comenzó la pandemia.

El nuevo virus de la Gripe A parece identificarse cada vez más a una oveja con piel de lobo. Aunque en la actualidad, cualquier persona con fiebre superior a 38º C y síntomas de infección respiratoria aguda podría estar infectada por el nuevo virus de la gripe A/H1N1, declarada oficialmente pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde el pasado mes de junio, lo cierto es que las cifras de mortalidad que se manejan no han llegado a alcanzar a las de la gripe estacional u otras patologías respiratorias de otros años. Según los datos que maneja la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se producen 4,18 millones de defunciones por infecciones en las vías respiratorias inferiores, de las cuales 3,02 millones fueron defunciones por EPOC y 1,46 millones por tuberculosis, una mortalidad muy superior a la que ha provocado el virus H1N1 hasta la fecha.

El miedo a lo desconocido
En este sentido, según ha afirmado el doctor Julio Zarco Rodríguez, presidente de Semergen, durante el Simposium sobre Gripe A organizado el pasado mes de octubre por el Grupo Hospital de Madrid (HM) y la Facultad de Medicina de la Universidad CEU-San Pablo en el Hospital Universitario Madrid Sanchinarro, “aunque el comportamiento del virus H1N1 es aún impredecible, por la experiencia acumulada en el Cono Sur y otros países, creemos que no debemos alarmar innecesariamente a la población”.  Igualmente, el doctor Juan Abarca Cidón, director general del Grupo HM consideró que la alarma en torno a este nuevo virus “es desproporcionada, ya que los profesionales y hospitales de nuestro país están preparados para cualquier escenario, y las autoridades sanitarias están llevando las riendas de la situación con una política de información transparente y coordinada, dándonos las pautas a seguir en todo momento”.

Gripe A vs gripe común
Distinguirla en 5 pasos

1. Los síntomas son similares a los de cualquier gripe: fiebre, tos y malestar general. También se puede tener dolor de cabeza, dolor de garganta, estornudos, dolores musculares y, a veces, diarrea y vómitos. La principal diferencia entre ambas gripes es que la A/H1N1 presenta “un cuadro más leve y corto” que la estacional, que se prolonga durante más tiempo.
2. Además, la fiebre sube más rápido y es más alta entre los afectados por la gripe A que por la gripe común.
3. La tos en la gripe A es más  persistente.
4. En cuanto a la congestión nasal, propia de la gripe estacional, es muy rara en el caso de la nueva infección.
5. Al contrario de lo que sucede con la gripe estacional, “se han observado pocos casos graves de H1N1 en mayores de 65 años, presentándose las tasas más altas de hospitalización en los menores de esta edad”.

El verdadero peligro: la neumonía
La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica forma parte de Comité Científico que está asesorando desde el principio la actuación del Ministerio de Sanidad y Política  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, MedicamentosSocial. El doctor Ruiz Manzano, Presidente de la Sociedad y su representante en el Comité considera imprescindible la participación de los neumólogos ya que la Gripe A les afecta de forma directa. “Cada virus tiene sus propias características y peculiaridades, el virus de la Gripe A cursa con más fiebre que el de la gripe estacional y con tos más persistente, pero además, el virus H1N1 incide de manera notable en las vías respiratorias tanto superiores, nariz y garganta, como inferiores: los bronquios y sobre todo los pulmones” explica el doctor Ruiz Manzano. “Por eso el proceso más grave que pudiera suceder si se dan una serie de complicaciones es que la gripe derive en neumonía. En estas circunstancias hay que extremar la vigilancia aunque por lo general los pacientes evolucionan bien.”. El Dr. Ruiz Manzano insiste en que se trata de casos aislados y en un porcentaje mínimo, “la practica totalidad de los casos tienen un diagnostico leve por lo que no hay que obsesionarse ni alarmarse”.

Por su parte, el doctor Valentín Pineda Solas, jefe de sección de la Unidad de Infecciosos del Servicio de Pediatría del Hospital Parc Taulí (Barcelona), explicó que en las epidemias o pandemias de gripe “las sobreinfecciones bacterianas son muy frecuentes, principalmente la OMA (otitis media aguda) y la neumonía, siendo la neumonía bacteriana secundaria una de las principales causas de muerte en las pandemias de gripe del siglo pasado, y el neumococo la bacteria que con mayor frecuencia la causa”.

Qué hacer para prevenir
Según el doctor José Blanquer responsable del Área de Tuberculosis e Infecciones Respiratorias de la SEPAR, las medidas fundamentales de prevención ante cualquier gripe, y que coinciden con las que ha lanzado el Ministerio de Sanidad son:
1. “Lavarse las manos con frecuencia”: en la mano, el virus permanece activo entre los cinco y diez minutos siguientes a haberse producido el contacto con las secreciones, “pasado ese tiempo ya no hay riesgo de contagio, aunque en algunas superficies no porosas como el plástico o el metal puede permanecer activo hasta 24 horas”, aclara el doctor Blanquer. Para una mejor higiene, los expertos recomiendan utilizar también gel desinfectante que anulen por completo la capacidad transmisora del virus.
2. Cubrirse la nariz y la boca al toser o estornudar con un pañuelo desechable: al estornudar, toser o hablar se emiten pequeñas gotitas de saliva y secreciones nasofaríngeas que en aquellas personas enfermas contienen el virus. Estas microgotas pueden quedar en las manos o en los objetos cercanos, por lo que al contactar con ellos una persona sana y después tocarse los ojos, la nariz o la boca, puede contagiarse de forma indirecta.
3. Extremar la limpieza en espacios comunes y ventilar las habitaciones. Las gotitas de saliva quedan flotando en el ambiente y pueden penetrar en sus vías respiratorias. También pueden depositarse en superficies (de muebles, pomos, objetos…) donde el virus puede permanecer de horas a días: por eso es importante limpiar más frecuentemente (a diario) estas superficies con los productos de limpieza habituales.

Cómo actuar ante los primeros síntomas
1. Bebiendo líquidos en abundancia (agua, zumos…).
2. Evitando el alcohol.
3. Utilizando los antitérmicos y analgésicos habituales como el paracetamol.
Siguiendo las recomendaciones de los profesionales sanitarios hasta recuperarse para evitar así también contagiar a otras personas. El tratamiento con antivirales como el Tamiflu y el Relenza, indicados contra la nueva pandemia de Gripe A, se administrará sólo a los grupos de riesgo para evitar complicaciones. En este sentido, el Ministerio de Sanidad recuerda que ninguno de estos medicamentos cura, sino que actúan disminuyendo la duración de la enfermedad en aproximadamente un día y disminuyendo la posibilidad de complicaciones. Por ello, actualmente sólo están indicados en personas con gripe que requieran hospitalización o aquellas que, hasta el momento, presentan una mayor probabilidad de sufrir complicaciones. Como todos los medicamentos, Tamiflu y Relenza, tienen efectos secundarios y contraindicaciones, y por tanto, deben ser prescritos siempre por profesionales médicos. El uso irresponsable de estos medicamentos puede contribuir a crear resistencias del virus lo que reduciría
su efectividad. Asimismo recuerdan que al estar causada por un virus, los antibióticos no están indicados: sólo son útiles, siempre bajo prescripción médica, en el caso de producirse complicaciones bacterianas.
4. Abandonar el consumo de tabaco. El doctor Ruiz Manzano hace también una llamada de alerta a los fumadores recordando que “el tabaco es un factor importante a la hora de desestabilizar el sistema respiratorio. Por ese motivo, los fumadores ven reducidas sus defensas en las vías respiratorias y esto puede traducirse en una mayor predisposición a contraer el virus”.
5. Descansar en la medida de lo posible.

El comportamiento de la Gripe A en grupos de riesgo
En cuanto a los grupos de riesgo para padecer complicaciones provocadas por la infección del nuevo virus, no difieren de los definidos para la gripe estacional, ya que, de forma general, los síntomas de ambos son similares.
• No obstante, “las personas con enfermedades crónicas cardiovasculares, pulmonares, renales, neuromusculares, metabólicas, inmunológicas y hepáticas, así como los niños en tratamiento crónico con aspirina, son considerados como grupos con mayor riesgo para padecer una infección grave por este nuevo virus”, explica el doctor Giménez, puntualizando que “recientemente se ha descrito también la obesidad como un factor de riesgo, pero es necesario clarificar la influencia de otras alteraciones concomitantes”.
• Dentro de las poblaciones de riesgo, existe un mayor porcentaje de complicaciones en las mujeres embarazadas, fundamentalmente en el segundo y tercer trimestre de embarazo, ya que la nueva gripe A puede afectar al feto y aumentar el riesgo de parto prematuro, apostilló el Dr. Giménez. Ello ha generado el desarrollo de protocolos de atención específicos para las gestantes con sospecha de infección por la gripe A, añadió, que incluyen “una vigilancia más estrecha, un diagnóstico y tratamiento precoces, así como la aplicación de medidas higiénicas que impidan la diseminación del virus”.
 Respecto al recién nacido, “no hay evidencias de que exista transmisión de la nueva gripe a través de la leche materna, por lo que la lactancia materna se aconseja en los casos de madres infectadas, siempre que las condiciones clínicas lo permitan”, afirma el doctor Giménez.

¿Cuándo contactar con los servicios sanitarios?
1. Siempre que haya dificultad para respirar.
2. Sensación de falta de aire, ya sea en reposo o al hacer esfuerzos físicos.
3. Dolor torácico.
4. Esputo sanguinolento o de color anormal.
5. Aspecto azulado o amoratado de piel y labios.
6. Mareo o alteraciones de la conciencia.
7. Fiebre elevada que persista por más de tres días.
8. Caída de la presión arterial.
9. Empeoramiento repentino.
10. Empeoramiento pasados ya 7 días de enfermedad.
11. Respiración acelerada.
12. Dificultad para despertarse.
13. Erupciones en la piel.
14. Náuseas.
15. Irritabilidad extrema.
16. En niños, signos que pueden indicar peligro son: respiración acelerada, dificultad para respirar, dificultad para despertarse o no tener ganas de jugar.

La OMS aboga por una vacunación masiva
Tras reiterar que la vacuna contra al gripe A/H1N1 es segura y calificarla como la herramienta más importante contra la pandemia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha recomendado que se vacune también en 2010, tanto de los virus de gripe común como contra el de la gripe A, ya que la gripe pandémica generada por el virus A/H1N1 podría llegar a ser más común que la estacional el próximo año. En concreto, la OMS recomienda incluir en la campaña de 2010 en el hemisferio sur la vacuna contra el virus de la gripe pandémica, en cuya producción están trabajando en estos momentos distintas farmacéuticas de todo el mundo, además de protección contra otros dos virus de gripe estacional, que se espera circulen allí ese año.

En algunos casos, se producirán efectos secundarios moderados, como calambres musculares o dolor de cabeza, pero todo el mundo que tenga acceso a la vacuna debería ser inoculado, ha señalado la agencia de Naciones Unidas. Las campañas de vacunación masiva contra el virus A/H1N1 están llevándose a cabo en China, Australia y Estados Unidos y comenzarán pronto en algunas zonas de Europa, tal y como ha afirmado el portavoz de la OMS Gregory Hartl. “Es importante recordar que las vacunas, que ya han sido aprobadas, se han usado durante años y años y años en su formulación como vacuna estacional y han demostrado ser de las más seguras que existen”, indicó el portavoz en una intervención ante la prensa.

Los remedios de toda la vida
Tanto para la gripe A como para la gripe común y los resfriados, además de las medidas de higiene para evitar el contagio, los expertos recomiendan recurrir a plantas medicinales como la Echinácea, cuyo consumo entre los españoles se ha multiplicado, así como incrementar el consumo de alimentos ricos en vitamina C, como los cítricos y verduras como los pimientos o las coles. Respecto a la primera, un estudio de la Universidad de British Columbia (Canadá) y publicado en Antiviral Research el pasado mes de agosto ha puesto de manifiesto que “los preparados naturales a base de Echinácea han demostrado una capacidad inmunoestimulante. Esta planta medicinal activa las defensas de forma natural protegiendo a nuestro organismo. Inhibe la inducción de varios agentes víricos asociados con las enfermedades respiratorias superiores”.

Según explica Concha Navarro, catedrática de Farmacología de la Universidad de Granada y presidenta de INFITO, la eficacia de la Echinácea se debe a la combinación de la actividad de varios de sus componentes, “como los compuestos fenólicos, polisacáridos y alquilamidas, ya que potencian varios grupos de células del sistema defensivo humano y convierten a la Echinácea en una de las plantas más eficaces frente a gripes y resfriados”. Por todo ello, el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO) ha comenzado una campaña de información en las farmacias sobre cómo potenciar las defensas de manera natural para preparar el organismo ante gripes y  resfriados.

¡No te quedes con dudas!
• Qué es la gripe:
La gripe es una enfermedad infecciosa que produce fundamentalmente síntomas respiratorios, está causada por un virus y se contagia muy fácilmente.
• ¿Qué es la gripe por el nuevo virus A (H1N1)?
La gripe por el nuevo virus A (H1N1) (que empezó llamándose gripe porcina y “nueva gripe” y que ahora se le llama Gripe pandémica (H1N1) 2009) la produce un nuevo subtipo del virus de la gripe frente al que, precisamente por ser nuevo, no estamos inmunizados y hay muchas personas que estarán en riesgo de contraerlo. En contraste, muchas personas tienen inmunidad frente a los virus de la gripe estacional (la gripe que se presenta fundamentalmente en invierno todos los años) por lo que la población susceptible de infectarse es menor.
• ¿En qué periodo se puede contagiar el virus?
El virus se puede transmitir desde 1 día antes de empezar con los síntomas hasta 7 días después. El virus de la gripe presenta una capacidad máxima de contagio los 3 primeros días desde que empiezan los síntomas pero se puede seguir transmitiendo hasta 7 días después por lo que se recomienda quedarse en casa para asegurarse de no transmitirlo a otras
personas.
• ¿Es recomendable el uso de mascarillas?
No se ha comprobado que el uso generalizado de mascarillas por la población reduzca la propagación del virus y, menos aún, en espacios abiertos. Las mascarillas pueden ser de cierta utilidad para las personas que están en contacto con enfermos o para contener las microgotas que los propios enfermos expulsan al toser o estornudar. Pero si no se usan correctamente se puede aumentar el riesgo de transmisión. En cuanto a la venta en farmacias, no está recomendado por el Ministerio el uso de protectores respiratorios de partículas para población general, ni para pacientes con sospecha.
• ¿Cómo se diagnostica la gripe?
El diagnóstico lo hace el profesional sanitario basándose en los síntomas que la persona presenta.  Sólo se realiza diagnóstico de laboratorio en hospitalizados y personas con alto riesgo de sufrir complicaciones. En 48 horas puede saberse el resultado de las pruebas de laboratorio, aunque desde que la muestra se obtiene hasta que llega el resultado definitivo, se puede tardar algo más.
• ¿Existen medicamentos para el tratamiento de la gripe?
Sí. El nuevo virus de la gripe se trata como la gripe estacional, con medicamentos que alivien los síntomas: para bajar la fiebre, para la tos, los dolores musculares… En España se dispone también de tratamientos antivirales que pueden resultar útiles: oseltamivir (Tamiflu®) y zanamivir (Relenza®). En estos momentos, España cuenta con una reserva de antivirales de más de 15 millones de tratamientos, que ya se están usando en los casos en los que está indicado. Estos medicamentos, de momento, no se dispensan en las farmacias.
• ¿Cuántas vacunas se han encargado?
El Gobierno, por acuerdo unánime de todas las Comunidades Autónomas, ha encargado 37 millones de dosis de la vacuna contra el nuevo virus de la Gripe A (H1N1) lo que daría para vacunar a un 40% de la población. Por si fuera necesario, también se ha hecho la reserva para otro 20%.