Los medicamentos falsificados mueven en España 1.500 millones de euros

0
736
Hasta ahora, valorar la magnitud del mercado de ‘medicamentos’ ilegales en España no era tarea sencilla. Sin embargo, el estudio Cracking Counterfeit Europe, encargado por la compañía biomédica Pfizer, revela que los ‘medicamentos’ ilegales generan una enorme economía sumergida.

 
Esto se produce tan solo semanas después de que Gunter Verheugen, Vice-Presidente de la Comisión Europea de Industria, anunciara que 34 millones de pastillas falsas habían sido decomisadas en las fronteras europeas en los dos últimos meses, en octubre y noviembre de 2009. El número de envases de ‘medicamentos’ falsos descubiertos en las fronteras europeas ha aumentado desde los 560.598 en el año 2005 hasta los 4.081.056 en el año 2007, o lo que es lo mismo, se multiplicó por siete en dos años.
 
Esta nueva investigación muestra que casi un tercio (29,8%) de los 1.000 españoles encuestados reconoce haber comprado medicamentos de prescripción a través de prácticas inadecuadas o ilícitas, lo que significa que unos 11 millones de personas en nuestro país han practicado este consumo de riesgo. La media europea de personas que adquieren medicamentos de prescripción a través de prácticas inadecuadas o ilícitas es del 21%, y España se sitúa en la cuarta posición, por detrás solamente de Alemania (38%), Italia (37%) y Noruega (30%). 

Los resultados sugieren de manera preocupante que en España, millones de personas acuden a internet para comprar medicamentos que deben ser prescritos por un profesional sanitario, aún cuando se estima que entre el 50 y el 90 por ciento de los medicamentos comprados en la red son falsos. En palabras de Jesús C. Gómez, vicepresidente de la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC): “En vista de los resultados de este estudio, conviene recordar que en España está completamente prohibida la venta de medicamentos de prescripción médica a través de Internet”.
 
Según esta investigación, las principales razones por la que la población acude a internet para adquirir medicamentos son el ahorro de tiempo y de dinero. Así, el 29 por ciento lo hace para ahorrar dinero y uno de cada nueve españoles entrevistados, el 11 por ciento, acude a este canal porque es más rápido y práctico.
 
La dura realidad es que los ‘medicamentos’ falsos pueden contener ingredientes nocivos como raticidas, ácido bórico, plomo, etc. Lo habitual es que estos medicamentos sean producidos por personas no cualificadas y pueden incluir cantidades excesivas, insuficientes o directamente inexistentes del principio activo que deberían poseer. En consecuencia, los ‘medicamentos’ falsos pueden provocar graves daños a los pacientes, pudiendo incluso llegarles a causar la muerte.

El 50 por ciento de la población acude a internet en busca de información y consejo sanitario, por lo que este problema tenderá a incrementarse. Cracking Counterfeit Europe se inició para descubrir la magnitud del problema de los ‘medicamentos’ falsos en toda Europa, y para tratar de averiguar por qué el público está comprando medicamentos que necesitan receta a través  Salud , Farmacia , Psicología , Belleza, Medicamentosde fuentes ilegales. Mientras la industria biomédica trabaja con los agentes reguladores sanitarios, aduanas y las autoridades competentes para descubrir a los falsificadores y promover acciones legales contra ellos, este informe saca a la luz la verdadera magnitud del problema y las razones por las que los consumidores continúan fomentando este mercado.
 
Para Jim Thomson, Presidente de la Alianza Europea para el Acceso a Medicamentos Seguros, “este informe muestra claramente que un alarmante número de personas está arriesgando su salud al no optar por el sistema sanitario establecido. Al hacerlo y comprar medicamentos para los que hace falta receta a través de canales inadecuados o ilícitos, tienen muchas posibilidades de recibir un ‘medicamento’ falso. A todos ellos yo les preguntaría: ¿Dónde acudiréis cuando aparezca algún efecto secundario o reacción adversa? El mensaje es claro: Si quieres estar sano, acude a un profesional sanitario y adquiere medicamentos bajo prescripción médica únicamente a través de canales sanitarios legítimos”.