cansancio con la llegada de la primavera

¿No ouedes con tu cuerpo?

Todas las soluciones que te ofrece la farmacia para recuperar la energía perdida y mejorar la calidad del sueño.

Los ciclos de luz/oscuridad y sueño/vigilia marcan nuestro día a día, haciéndonos vivir como al compás de un diapasón. Son los ritmos circadianos, que se alteran dos veces al año con el cambio de hora estacional, y que se traducen en una mayor somnolencia y cansancio diurnos. Para volver a vivir “full-time”, te proponemos lo último en complementos de farmacia, las “goomies”, diseñadas para devolverte las energías necesarias con las que volver a poner tu reloj en hora. 

Desde que el último fin de semana del mes de marzo adelantamos el reloj una hora y hasta que nos volvemos a adaptar a los nuevos horarios, vamos por la vida “como pollos sin cabeza”. Es lo que se conoce como astenia primaveral, que viene con una fuerte carga de somnolencia, cansancio y fatiga diurnos, que poco a poco van remitiendo hasta que nos volvemos a adaptar a los nuevos horarios y a mayores cotas de luz. 

Si a la astenia se unen el estrés, el cansancio, una mala alimentación y un déficit de vitaminas y minerales, el resultado son estados carenciales que nos pueden pasar factura en casa, en el colegio y en el trabajo. 

El sueño: el gran afectado

Cuando los ritmos circadianos se alteran con el aumento de horas de luz, se produce un desequilibrio interno que provoca cansancio y fatiga, cambios en el estado de ánimo, alteraciones en el apetito, dificultad de concentración y trastornos en el ciclo del sueño, síntomas todos de la astenia estacional. Para minimizar estos efectos, es recomendable seguir unas pautas que equilibren la producción de melatonina, la hormona que regula los ciclos de sueño-vigilia, como entrenar y hacer ejercicio durante el día, cenar temprano (3 horas antes de ir a dormir), y/o reducir el exceso de luz artificial durante la noche, para evitar el retraso de la segregación de melatonina que provoca la contaminación lumínica (y las pantallas). 

Complementos para una salud de hierro 

El 88% de los europeos afirma haber consumido complementos alimenticios en algún momento de su vida y el 93% haberlo hecho en el último año, según el estudio de Ipsos “Actitudes de los europeos hacia los complementos alimenticios”. Y es que, aunque en circunstancias normales una dieta adecuada y equilibrada debe ser suficiente para obtener todos los nutrientes necesarios, en determinados momentos podemos necesitar un aporte extra. Por suerte, muchas sustancias naturales como la cúrcuma, el jengibre, el magnesio, la jalea real o la ashwagandha han demostrado ser auténticas bombas energéticas y, condensadas en complementos, hacen las mieles de quienes, en estas fechas, van dando “cabezadas” por la vida. 

  1. Jalea Real: producida por las abejas obreras para alimentar a la abeja reina, es rica en vitaminas del grupo B, antioxidantes y minerales como el hierro. Utilizada tradicionalmente para aumentar la energía y mejorar la resistencia física y mental.
  2. Magnesio: mineral esencial que participa en la conversión del glucógeno en energía y ayuda en el mantenimiento de la función muscular. Contribuye al funcionamiento normal del sistema nervioso, de los huesos y de los músculos y ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga. 
  3. Aswagandha: esta planta adaptógena ayuda a equilibrar el organismo, mejorar el estado de ánimo y reducir el estrés y los problemas de sueño, al limitar y controlar la segregación de cortisol. 
  4. Melisa: es una planta calmante y relajante que ayuda a equilibrar el buen funcionamiento del sistema nervioso, así como a combatir y eliminar el insomnio.
  5. Ginseng: aumenta la energía, baja los niveles de azúcar y colesterol en sangre y colesterol, y reducen el estrés promoviendo la relajación.
  6. Cúrcuma: aporta propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, analgésicas y digestivas.
  7. Melatonina se puede tomar en forma de suplementos en algunos casos de trastornos del sueño, como el insomnio o el jet lag, pero hay que tomarla con precaución y supervisión médica, ya que las dosis varían según cada persona y situación. 
  8. Vitaminas del grupo B, como la B6 y B12, involucradas en el funcionamiento normal del sistema nervioso por lo que son buenas para la ansiedad. 

Gominolas para “momentos full”

Una de las últimas formas farmacéuticas que están causando furor a la hora de levantar el ánimo y combatir el cansancio y la fatiga son las gominolas o goomies, muy versátiles por la facilidad que muestran a la hora de ingerirlas y por lo agradable de su textura. Sin embargo, hay que tener una serie de consideraciones, ya que, al estar elaboradas fundamentalmente con gelatina animal, pueden no ser aptas para personas veganas, por lo que conviene mirar siempre en el etiquetado si estén hechas con agar-agar. También pueden contener azúcar (azúcar puro o jarabe de maíz u otras glucosas o fructosas), por lo que hay que ser muy cautelosos y comprobar los excipientes antes de consumirlas si se es diabético y preguntar siempre al farmacéutico. También pueden estar elaboradas con edulcorantes artificiales (xilitol, eritritol, maltitol, aspartamo, sucralosa o Stevia), en cuyo caso pueden producir inflamación intestinal, flatulencia y problemas gastrointestinales si se ingieren en exceso. Siempre hay que consultar al farmacéutico antes de ingerirlas. Además no hay que olvidar que todos los complementos alimenticios no deben utilizarse como sustitutos de una dieta variada y equilibrada ni de un modo de vida saludable.

  1. Magnesium, uno de los icónicos de Jelly Pills: las gummys con más cantidad de magnesio de todo el mercado. Contiene también vitamina B6, clave para el funcionamiento nervioso, la producción de energía y el apoyo al sistema inmunológico. 
  2. Deep Sleep, de Jelly Pills: la solución perfecta para conciliar el sueño y disfrutar de un descanso reparador. Contiene triptófano, que favorece la segregación de melatonina y serotonina, vitamina B6 y vitamina B12, para regular el tiempo sueño-vigilia y evitar los despertares frecuentes. Además, el extracto de manzanilla y la lavanda aportan propiedades relajantes y calmantes. Y para los más peques Seet Sleep Kids, de Jelly Pills, que garantiza un descanso reparador y tranquilo a partir de los 3 años.
  3. Cúrcuma & Jengibre de Jelly Pills: el tándem imbatible para gozar de una salud de hierro y un sistema inmune a prueba de bomba. 
  4. Arkogummies de ashwagandha, de Arkopharma: complemento que concentra los beneficios adaptógenos de la planta y ayuda a mantener el equilibrio en situaciones de estrés y tensión. Con gran capacidad para reducir los niveles de cortisol y con propiedades ansiolíticas.
  5. Arkoreal gummies familia: complemento alimenticio con altas cantidades de vitaminas del Grupo B, que ayudan a combatir la fatiga y mejorar la resistencia física y mental.
  6. Nuevas gummies vitamina D3 de Eiralabs: aporta 4000 UI de vitamina D3 (colecalciferol), que ayuda al funcionamiento normal del sistema inmunitario y al mantenimiento de la función muscular. No recomendadas para niños, mujeres embarazadas o en período de lactancia.
  7. Gummies Anti-Stress con ashwagandha de Chic&Love: dos gominolas al día aseguran la energía y concentración necesarias para afrontar el día a día con energía. 
  8. Sleepeel Día, caramelos de goma con extracto de ashwagandha y vitaminas B6 y B12. Ayudan a reducir el cansancio y la fatiga que puede darse en periodos de estrés. El uso en niños pequeños debe ser asistido por un adulto.
  9. Sleepeel Noche: con melatonina, pasiflora, melisa y vitamina B6. El uso en niños pequeños debe ser asistido por un adulto.
  10. Arkosueño Dormigummies: gracias a la melatonina de su composición (1,9 mg) y a otros ingredientes naturales como la melisa, la tila o la Amapola de California, contribuye a la relajación y el funcionamiento normal del sistema nervioso.

Complementos para las noches y los días

  1. Arkosueño Forte, de Arkopharma: su fórmula contiene melatonina y una alta concentración de plantas reconocidas por sus propiedades beneficiosas para el sueño como la pasiflora y la valeriana, que ayudan a la relajación, y la amapola de California, que ayuda a disminuir los despertares nocturnos.
  2. Reforvit: con vitaminas C, D, A, selenio y zinc que contribuyen al funcionamiento normal del sistema inmunitario. Además, la vitamina C contribuye a disminuir el cansancio y la fatiga.
  3. Diseño 1310128 Gama de vitaminas Supradyn®, de Bayer: con 13 vitaminas y 9 minerales y coenzima Q10, ayudan a mejorar el estado nutricional y respaldar el metabolismo energético.
  4. Inmunoferon Strath jarabe Vitality, de Cantabria Labs, con vitamina D: contribuye al normal funcionamiento del sistema inmune en épocas de cansancio, estrés, momentos de rendimiento físico intenso. 

Trucos contra el cansancio, el decaimiento y la apatía 

  • Aumenta el consumo de frutas y verduras
  • Limita el consumo de alimentos procesados y azúcares refinados
  • Reduce el consumo de carbohidratos simples (harinas, pan, pasta, pizzas, empanadas, dulces) con una alta carga glucémica. 
  • Aumenta el consumo de alimentos con ácidos grasos Omega-3 como el salmón, las nueces y las semillas de chía.
  • Incluye en cada comida grasas saludables como el aguacate o el aceite de oliva.
  • No pases muchas horas sin comer. Llénate los bolsillos de nueces, almendras o pistachos o de alguna fruta fresca o smothie verde. Te ayudará a evitar bajones de azúcar y decaimientos. 
  • Hidrátate y bebe al menos dos litros de agua al día para evitar la sensación de debilidad. La deshidratación puede producir fatiga. 
  • Evita el consumo de bebidas azucaradas, gasificadas o alcohólicas.
  • Muévete: no pases muchas horas sentado durante el día. Sube escaleras, ve andando al trabajo, haz descansos durante el estudio o el trabajo y en la medida de lo posible, haz estiramientos. 
  • Acuéstate y levántate a la misma hora todos los días, incluso los fines de semana, esto ayudará a evitar el jet lag social, a regular el reloj interno y mejorar la calidad del sueño.

La inflamación crónica, la dificultad para dormir, el estrés y los cambios en la actividad física que acompañan las alergias estacionales pueden prolongar los síntomas de astenia en personas con alergias.

Apúntate a nuestra newsletter

* La newsletter para farmacéuticos es para uso exclusivo de profesionales sanitarios (médicos, enfermeros, farmacéuticos) involucrados en la prescripción o dispensación de medicamentos, así como profesionales de la industria farmacéutica y la política sanitaria. Publicitario Farmacéutico SL no se hace responsable del uso de esta newsletter por parte de profesionales no cualificados.

Redacción Consejos

Equipo de redacción de la revista Consejos de tu farmacéutico. Revista especializada en el sector sanitario, editada en España y con más de 20 años de experiencia. Todo nuestro contenido está...