vía nasal

En el momento en el que el polen empieza a hacer acto de presencia, saltan al escenario todo tipo de medicamentos de administración por vía nasal frente a la rinitis y la rinoconjuntivitis alérgica, o inhalatoria frente al asma, cuyo manejo deja mucho que desear. Rebeca González Ginés, farmacéutica del COF de Madrid, te da las pautas para utilizarlos para que su eficacia sea máxima.

Muchos de los medicamentos más demandados en primavera son aquellos que se administran por vía inhalada mediante nebulizadores e inhaladores, o por vía nasal, en forma de gotas y nebulizadores nasales, que contienen el principio activo (antihistamínico y/o descongestionante tópico) en solución o suspensión y que se administran directamente para producir un efecto local. Rebeca González Ginés, farmacéutica del Servicio Técnico del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, explica cómo deben usarse estos medicamentos para una correcta administración y conservación y evitar el “efecto rebote”.

Vía nasal ¡Así se hace!

  1. Lávate las manos antes de usar este medicamento.
  2. Suénate la nariz para limpiarla.
  3. Agita el envase.
  4. Inclina la cabeza hacia atrás. A los bebés puede ser más fácil recostarlos en una cama o mantenerlos recostados en los brazos.
  5. Si fuera necesario, abre los orificios nasales utilizando el dedo pulgar de la mano y haz una ligera presión sobre la punta de la nariz, mientras apoyas el resto de la mano en la frente.
  6. Introduce la punta del cuentagotas o del nebulizador en uno de los agujeros de la fosa nasal, no más de 1.5cm, procurando que no entre en contacto con la nariz.
  7. Respira por la boca mientras aplicas el medicamento.
  8. Si se trata de un nebulizador nasal a presión (presurizado), efectúa una inspiración en posición vertical tapando simultáneamente el orifico nasal contrario al de la aplicación.
  9. Si se trata de un nebulizador nasal no presurizado, además es importante accionar el nebulizador de forma enérgica para liberar adecuadamente el medicamento.
  10. En el caso de las gotas nasales, dirige la punta del cuentagotas hacia el tabique nasal, conservando siempre un ángulo de 180º con respecto a la nariz, para facilitar que el medicamento discurra hacia la parte posterior de la nariz y no hacia la garganta; sin inspirar, aprieta el cuentagotas para instilar el número de gotas pautadas por el médico.
  11. Repite el procedimiento en la otra fosa nasal.
  12. Mantén la cabeza inclinada hacia atrás de dos a tres minutos y mientras tanto, respira por la boca. Procura no sonarte la nariz.
  13. Limpia cualquier exceso de medicación que se haya derramado en la piel.
  14. Limpia la punta del envase con un pañuelo desechable limpio y tapa el envase hasta un nuevo uso.

¡Y recuerda!

  • Que después de la administración de estos medicamentos, es algo normal “notar el gusto del medicamento” en la garganta.
  • No se debe compartir el cuentagotas ni el nebulizador.
  • No abuses de la administración de estos medicamentos. La duración del tratamiento con descongestionantes nasales debe limitarse a 3 días para evitar la congestión de rebote.
  • Hay que apuntar la fecha de apertura de los envases multidosis en su cartonaje y tener en cuenta el periodo de validez una vez abierto. No usar pasado ese tiempo.

Vía inhalada. Una clase maestra

Los dispositivos utilizados para la administración de fármacos por vía inhalatoria se clasifican en dos grupos:

  1. Nebulizadores: son aparatos que transforman un medicamento líquido en vapor para ser inhalado. El medicamento se administra a través de una boquilla o una mascarilla durante unos 5 o 10 minutos sin que el paciente tenga que realizar ningún esfuerzo. Los nebulizadores sólo se recomiendan en situaciones especiales, generalmente se utilizan en el ámbito hospitalario o en urgencias.
  2. Inhaladores: son pequeños dispositivos que suministran el medicamento en forma de aerosol. Podemos diferenciar entre inhaladores de cartucho presurizado (ICP o MDI), inhaladores de niebla fina (comparte características de un cartucho presurizado y un nebulizador) e inhaladores de polvo seco (IPS o DPI).

Apúntate a nuestra newsletter

* La newsletter para farmacéuticos es para uso exclusivo de profesionales sanitarios (médicos, enfermeros, farmacéuticos) involucrados en la prescripción o dispensación de medicamentos, así como profesionales de la industria farmacéutica y la política sanitaria. Publicitario Farmacéutico SL no se hace responsable del uso de esta newsletter por parte de profesionales no cualificados.

Avatar

Paula Rivero

Soy de la primera promoción de Periodismo que salía del "horno" de Sevilla (en todos los sentidos), allá por el año 94, estudios que completé con los de Historia Contemporánea, licenciándome en...