Baja incidencia y desconocimiento dificultan el diagnóstico de esclerodermia

0
2342

Sin cura hasta la fecha

La esclerodermia a día de hoy no tiene tratamiento que sea curativo aunque se producen manifestaciones diferentes en función de cada paciente, por lo que el abordaje de esta de la enfermedad debe ser individualizado. De esta manera, la Dra. García de la Peña explica que existen tres tipos diferentes de tratamientos para tratar la diferente sintomatología: “El primero son las medidas generales que hay que explicar al paciente para que aplique en su día a día  como los cuidados de la piel para obtener una buena hidratación y evitar la sequedad, evitar el frío y los cambios bruscos de temperatura. Se pueden combinar con medidas antireflujo, ya que con frecuencia se afecta el tubo digestivo y especialmente el esófago; y fisioterapia respiratoria a aquellos pacientes que tengan afectación pulmonar”.

Otra de las líneas de abordaje es el denominado tratamiento sintomático. “Son fármacos que ayudan a disminuir los síntomas de la enfermedad pero que no frenan su actividad, en ese aspecto hay fármacos para tratar el Fenómeno de Raynaud como los antagonistas del calcio, las prostaglandinas intravenosas; fármacos para tratar la esofagitis y la gastritis como los inhibidores de la bomba de protones”, explica la especialista.

Por último, existe una tercera línea, los denominados tratamientos de fondo, que tienen como objetivo frenar la actividad de la esclerodermia. “Entre ellos tenemos varios inmunosupresores como el metotrexato para la afectación cutánea, el micofenolato y la ciclofosfamida para la afectación pulmonar o fármacos específicos para la hipertensión pulmonar como el bosentan, sildenafilo, etc. También estamos incorporando las terapias biológicas al arsenal terapéutico de la enfermedad como el rituximab y el tocilizumab”, afirma la Dra. García de la Peña.

Esperanzas en los nuevos ensayos clínicos

Es cierto que en los últimos años cada vez hay más ensayos clínicos para probar nuevos tratamientos y se está avanzando mucho tanto en investigación básica sobre los mecanismos etiopatogénicos de la enfermedad. “En ese sentido el Servicio de Reumatología del Hospital Universitario HM Sanchinarro forma parte del grupo EUSTAR (EULAR scleroderma trial and research) y del REPESIN (Registro Español de Esclerodermia Infantil) los cuales ayudan al mejor conocimiento de la enfermedad tanto en adultos como en niños”, concluye la Dra. García de la Peña.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here