EL CORRECTOR ¡Gran aliado multifunción!

0
121

Para los artistas del maquillaje, el corrector es algo así como un aliado multifunción, como una varita mágica que manejan con absoluta precisión. Sin embargo, el resto de los mortales no sabe utilizarlo correctamente ni sacarle todo el partido. Te damos todas las instrucciones “de bolsillo”.

Una de las primeras dudas que se presentan respecto al corrector es cuándo aplicarlo, si antes o después de la base de maquillaje. Para los expertos de la firma Identy Beauty (www.identybeauty.com/es), aunque la tendencia más común es la aplicarlo como primer paso, si se utiliza tras aplicar la base se puede lograr un acabado más uniforme con menos cantidad de producto.

Dale un buen uso al corrector

  1. Antes de aplicarlo, hay que hidratar bien la zona.
  2. Después, con poca cantidad, lo ideal es calentar el producto con las yemas de los dedos, creando fricción antes de aplicarlo. “De esta forma será más fácil trabajarlo después, ya que ayudará a que el producto se funda antes en la piel. La textura cremosa de estos productos se difunde y corrige durante la aplicación, fijándose rápidamente”, afirman estos expertos.
  3. El método más eficaz de aplicación es dando pequeños toques con los dedos, sin esparcir el producto, y focalizando la aplicación zona por zona, sin saltar a otra área hasta que se haya cubierto previamente la zona deseada.

El corrector “multifunción”, un salto cualitativo

La “segunda generación” de estos productos son los correctores multifunción, que, como explican desde Identy Beauty, están pensados para cubrir, que no ocultar, pequeñas imperfecciones en cualquier zona del rostro. Estas son las zonas que más se benefician de las bondades de estos productos y cómo hay que cubrirlas:

  1. Rojeces. El corrector las cubre y reduce visiblemente. Para tapar pequeñas imperfecciones, lo mejor es aplicar muy poco producto en el mismo sitio que necesita la corrección, y difuminarlo después con mucho cuidado, dando pequeños toques. Se puede aplicar tanto con pincel como con las manos.
  2. Manchas y granitos. Poner un poco de producto sobre la zona. Hacerlo con un pincel pequeño o con los dedos y extender.
  3. Ojeras y decoloración de la piel. Hidratar bien la zona y aplicar el producto a toquecitos, con la yema de los dedos, para que se funda con la piel. “Si lo que se busca es un efecto antiojeras para disimular una ojera profunda, es preferible empezar a aplicar un tratamiento específico para esta zona del contorno de ojos, que trate de regular la pigmentación desigual de la piel. Con el corrector, lo que se consigue es cubrir la ojera de forma superficial con una capa de maquillaje mientras que, con un producto de tratamiento, como puede ser un serum concentrado específico, se actúa directamente sobre las células, consiguiendo una profunda reparación celular y notando resultados visibles al cabo de las aplicaciones”, afirman los expertos.
corrector multifunción

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here