Unos labios bonitos, ¡el centro de todas las miradas!

0
2436

Labios bonitos: exfoliación y otros cuidados

Además de hidratarlos, los labios necesitan otros cuidados extra para lucir perfectos en todo momento. Desde Mia Cosmetics recuerdan que están expuestos a los agentes externos mucho más de lo que pensamos, y en este sentido hay que protegerlos no solo del cambio de temperaturas o el sol, sino también de todo aquello que comemos y bebemos. “Si están extremadamente secos, necesitan un extra de atención por dos motivos: por un lado, porque la sequedad favorece la aparición de bacterias en los espacios donde la piel se ha pelado, pudiendo derivar en una infección. Y, por otro, porque con los labios secos, el labial se hará grietas y no queda bien”. Además de la hidratación adecuada, estos expertos recomiendan exfoliarlos una vez por semana con un producto específico (también se puede hacer con un exfoliante suave para pieles sensibles). Los exfoliantes labiales están formulados a base de alfa o beta hidroxiácidos a dosis bajas y ayudan a eliminar las pieles muertas, aportando además aceites necesarios que se han perdido a causa de la sequedad. No se recomienda utilizarlos cuando los labios están excesivamente secos y/o agrietados. Para estos casos, los especialistas de Avène proponen la siguiente fórmula “casera”: aplicar una capa densa de bálsamo labial y añadir un poco de azúcar fino en polvo. Masajear delicadamente los labios y después, quitar el exceso de producto con un pañuelo humedecido con agua termal.

En cuanto a los tratamientos reparadores, la tendencia son los productos dos en uno, esto es, que mejoran el aspecto de los labios y los definen y aumentan su volumen. Es el caso de Smile Code, de Talika, que combina, por un lado, una fórmula que hidrata, alisa y da volumen a los labios y, por otro, una fórmula que redefine el contorno y alisa las arrugas y las líneas de expresión.

Los aceites son otra tendencia al alza en lo que a reparación labial se refiere. Una de las novedades en este sentido es el Huile Réconfort Lèvres, de Stendhal, un aceite hipoalergénico que proporciona a los labios más sensibles reparación y nutrición, además de aportarles brillo y volumen.

A todo color… pero a medida

Sí, el rojo de labios es una apuesta segura (además de tratarse de un “arma infalible” de seducción y tener un efecto muy importante sobre el ánimo, tal y como han revelado algunas investigaciones). Pero sin embargo, no siempre puede ser el color más adecuado ni el que resulte el más favorecedor. Según los expertos de Camaleón, a la hora de elegir el tono de labios hay que tener en cuenta características propias como el color de los ojos o del pelo, el subtono de la piel, el grosor de los labios o el color de los dientes. Básicamente, hay dos tonos de piel: cálidos (que presentan subtonos dorados, amarillos y/o naranjas) y fríos (con subtonos azules, violáceos y rosáceos). Con este punto de partida, estos expertos ofrecen una serie de pautas para acertar de pleno con el color del labial:

1.      Los tonos nude (beige, rosa muy claro) dan un toque natural a las pieles con tonalidad más fría, como suele ser el caso de las rubias.

2.      La gama de los berenjena es una opción atrevida, que resalta las pieles oscuras y los ojos verdes.

3.      Los tonos tierra (marrones, tostados) son perfectos para aportar calidez al maquillaje. Tienen la ventaja de que se adaptan a cualquier estilo de mujer, y es un color “imprescindible” para resaltar los ojos azules.

4.      En cuanto al popular rojo, sienta muy bien tanto a las pieles cálidas como a las frías, y gracias a su tonalidad azul (inapreciable a simple vista) favorece y blanquea visualmente todas las sonrisas, ya que cromáticamente en un color opuesto al amarillo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here