dentista cribado enfermedades

Con frecuencia, las personas con diabetes pueden mostrar sequedad, enrojecimiento y sangrado de encías como síntoma secundario a su enfermedad. Y otro tanto ocurre con la hipertensión arterial oculta o con la celiaquía, esta última fácilmente detectable por la decoloración de los dientes que puede ocasionar. De ahí que el sillón del dentista se haya convertido en un lugar de cribado de estas y otras enfermedades como la leucemia. En el mes de la salud bucodental, reivindicamos su papel.

A menudo, algunas enfermedades como la diabetes dan la cara en el sillón del dentista, con síntomas que van desde las encías enrojecidas y con sangrado habitual, al mal aliento o mal sabor de boca persistente (halitosis) y/o sequedad. Así lo explica la periodoncista Marta Montserrat, quien argumenta cómo los altos niveles de azúcar en sangre pueden repercutir en la salud bucal y en el aspecto de las encías. De hecho, es “una de las enfermedades que más rápido se manifiestan en la boca”. Y lo mismo ocurre con la celiaquía o intolerancia al gluten, enfermedad que en ocasiones se manifiesta con aftas, sequedad bucal o decoloración de los dientes. También, “el sangrado o las infecciones en las encías son comunes en pacientes con leucemia”, enfermedad que encierra una probabilidad mayor de padecer gingivitis grave. En estos casos, no acudir a las revisiones al dentista puede tener consecuencias como “recesión de encías, movilidad y pérdida de las piezas dentales”, afirma Montserrat.

Promosalud: un freno a la enfermedad

Al hilo de la relación que existe entre salud bucal y salud general, el doctor Miguel Carasol, su coordinador, nos explica qué es Promosalud, una ambiciosa e innovadora propuesta puesta en marcha por la Fundación SEPA y la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración, con el aval de la Alianza por la Salud General y Periodontal, para facilitar la detección precoz desde la consulta dental del riesgo de padecer diabetes o hipertensión arterial.

Esta iniciativa de promoción bucal y general de la SEPA pretende facilitar la aplicación en la consulta dental de recomendaciones muy sencillas orientadas a la promoción de la salud bucal y general, detectando factores de riesgo sistémicos. “Los dentistas no vamos ahora a diagnosticar enfermedades como la diabetes o la hipertensión arterial, esa no es nuestra función, pero sí que podemos registrar parámetros de cribado que deben interpretar y corroborar los médicos correspondientes”. Esto es lo que hace Promosalud, un programa que, “gracias a un protocolo que incluye preguntas muy sencillas o el registro de la hemoglobina glicosilada por punción en un dedo si se sospecha la existencia de diabetes, puede contribuir a la detección precoz de diabetes o de hipertensión arterial, por ejemplo, en menos de diez minutos, y con un coste ínfimo”. Y para hacer esto posible, argumenta, “desde SEPA hemos creado unos informes de interconsulta muy sencillos para el médico general o especialista, que deberán ser los encargados de establecer el diagnóstico correcto de cada paciente remitido, estableciendo así una relación bilateral dentista-médico, que es esencial”, afirma.

Apúntate a nuestra newsletter

* La newsletter para farmacéuticos es para uso exclusivo de profesionales sanitarios (médicos, enfermeros, farmacéuticos) involucrados en la prescripción o dispensación de medicamentos, así como profesionales de la industria farmacéutica y la política sanitaria. Publicitario Farmacéutico SL no se hace responsable del uso de esta newsletter por parte de profesionales no cualificados.

Avatar

Paula Rivero

Soy de la primera promoción de Periodismo que salía del "horno" de Sevilla (en todos los sentidos), allá por el año 94, estudios que completé con los de Historia Contemporánea, licenciándome en...