Las personas con cuello corto tienen más problemas de sueño.

0
5933

Además de la emisión de ronquidos estrepitosos, somnolencia diurna y falta de concentración, existen otros síntomas guía que nos hablan de la posibilidad de padecer el síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS): tener el cuello corto y padecer sobrepeso u obesidad. Observar estos síntomas es vital a la hora de determinar si se padece o no este síndrome, máxime cuando se sabe que las apneas pueden dar lugar a hipertensión y a accidentes cardio y cerebrovasculares, además de que la somnolencia que producen es responsable de una gran parte de los accidentes que se producen en las carreteras.