Acetona, cetosis o cetonuria

0
456

La acetona es una sustancia que genera el propio organismo cuando se dan dos circunstancias: las grasas no se consiguen quemar de manera adecuada y la glucosa se encuentra a unos niveles más bajos de lo normal. No es una enfermedad, sino un síntoma de que algo no va bien y se identifica por un olor muy característico similar al de fruta en estado de descomposición, tanto del aliento como de la orina. Por lo general, no reviste gravedad.

En los niños las reservas de azúcares complejos, los que proporcionan energía de larga duración, son más reducidas que las de los mayores y, a la vez, se acaban más rápidamente. Cuando esto ocurre y como fuente alternativa de energía, el organismo recurre a las grasas. Al quemarlas, las grasas producen cuerpos cetónicos que se eliminan por la orina y también a través de los pulmones apareciendo entonces ese olor característico del aliento.

¿Qué provoca la acetona?

Es muy común que aparezca en niños menores de 4 años asociada a enfermedades o infecciones víricas que cursan con fiebre, vómitos y diarrea. En general, pueden provocar acetona:

  • La fiebre, ya que genera una aceleración del metabolismo
  • Un ayuno prolongado, bien debido a problemas estomacales o a cualquier otra enfermedad o causa
  • Comidas desequilibradas, con gran cantidad de productos grasos.
  • Los vómitos
  • Un esfuerzo físico muy prolongado

La cetosis también puede aparecer en personas con diabetes, cuando el organismo no tiene suficiente insulina o no usa la insulina correctamente. Los problemas de salud asociados con la cetosis extrema, como la cetoacidosis diabética, afección grave que tiene más probabilidades de desarrollarse en personas con diabetes tipo 1 que en personas con diabetes tipo 2.

No te alarmes

No hay motivos para alarmarse si el niño presenta acetona. Para paliarla es bueno darle zumo con azúcar o manzanilla azucarada o con miel a pequeños sorbos para evitar que vomite o, si tolera alimentos sólidos, algo dulce como galletas o yogur. Si no se consigue eliminar la acetona en uno o dos días, es recomendable llevar el niño al pediatra para que se pueda descartar alguna alteración metabólica como hipertiroidismo, diabetes o enfermedad celíaca.

SI TENEMOS DUDAS a la hora de identificar los síntomas, se pueden comprar en la farmacia unas tiras reactivas, que no necesitan receta médica y que hay que introducir en un bote con la orina del pequeño. Nos indicarán la cantidad de acetona presente en la orina.

La dieta cetogénica

Algunas personas fomentan la cetosis siguiendo una dieta llamada dieta cetogénica o cetogénica. Esta dieta, que es muy baja en carbohidratos, tiene como objetivo quemar la grasa no deseada al obligar al cuerpo a depender de la grasa para obtener energía, en lugar de los carbohidratos.

A medida que la cetosis descompone las reservas de grasa en el cuerpo, este tipo de dieta tiene como objetivo facilitar la pérdida de peso creando este estado metabólico. Suelen tener un alto contenido de grasas, así por ejemplo, el 20% de las calorías pueden ser proteínas, el 10% pueden ser carbohidratos y el 70% pueden provenir de grasas. Sin embargo, existen diferentes tipos y las proporciones de nutrientes dependerán de la versión que se siga.

¿Se logra perder peso? Pues sí, aunque no más que con otra tipo de dietas. El problemas es que, debido a que el contenido de grasas saturadas es alto, junto con cantidades limitadas de frutas, verduras y cereales integrales, no es buena para la salud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here