Blanqueamiento de dientes: cuándo NO es aconsejable

0
220

Uno de los procedimientos estéticos más solicitados en la consulta del dentista y en la oficina de farmacia es el blanqueamiento de dientes. Con motivo del Día Mundial de la Salud Oral que celebramos el 20 de marzo, la farmacéutica Cristina González de la Cruz responde a todas las preguntas que día a día le llegan al mostrador de su farmacia.

Por Cristina González de la Cruz, farmacéutica suscriptora y titular de la Farmacia Avenida Antonio Huertas, 141 de Tomelloso, Castilla-La Mancha.

La sonrisa es ese conjunto de gestos faciales que, como respuesta a una situación agradable o placentera, transmiten alegría y bienestar a las personas. Al ser nuestra primera carta de presentación, cada vez son más las personas que se someten a procedimientos de blanqueamiento dental para conseguir mejorar su estética. Pero, ¿son adecuadas los kits blanqueadores que existen en el mercado? ¿Realmente son garantes de una sonrisa sana?

¿Dónde se realizan los blanqueamientos dentales?

Los blanqueamientos se pueden realizar bien en clínicas dentales bajo la supervisión de un odontólogo, o adquiriendo en las oficinas de farmacia kits blanqueadores comercializados para tal efecto. Ambas opciones son válidas, siempre y cuando el paciente tenga una buena salud bucodental, por lo que es conveniente acudir siempre antes al odontólogo, ya que hay que tener en cuenta que el color de los dientes de cada persona es diferente y es algo que depende tanto del grosor y la calidad del esmalte, como de los hábitos alimenticios y de la higiene bucal que se lleve a cabo.

¿Qué compuesto lleva un blanqueamiento dental?

Los tratamientos blanqueadores en clínicas suelen llevar peróxidos de hidrogeno o carbamidas a distintas concentraciones. Respecto a la composición de los kits blanqueadores que encontramos en las oficinas de farmacia, los podemos encontrar con o sin peróxido de hidrógeno. En el caso de que contengan esta sustancia, lo hacen a unas concentraciones muy bajas para garantizar su uso incluso en pacientes con sensibilidad dental.

¿Es aconsejable realizarlo en casa?

Una vez que se ha adquirido uno de estos kits de blanqueamiento dental en la farmacia, realizar el procedimiento en casa (que no “caseros”) es bueno y efectivo. Estos kits tienen una eficacia clínicamente testada, y desde la primera aplicación ya se aprecia el resultado. En ocasiones, el dentista puede pautar la continuación del blanqueamiento dental ya iniciado en consulta en casa, con la concentración que éste haya considerado oportuna. En estos casos se realiza mediante una férula hecha a medida, que se aplica durante un periodo de tiempo determinado, dependiendo de la concentración del principio activo utilizado. En cualquier caso, hay que cuidar la salud oral y la estética dental siempre bajo las recomendaciones de los profesionales. En el caso del blanqueamiento, además, deben seguirse rigurosamente las instrucciones del producto o método blanqueador elegido.

Cada persona tiene su propio tono dental que viene determinado genéticamente, por lo que, si quieres blanquear tu dentadura, lo mejor es ponerte en manos de un profesional.

¿Cualquier persona puede realizar un blanqueamiento de dientes?

No todo el mundo puede someterse a un blanqueamiento dental, ya que hay contraindicaciones y pacientes que no pueden usarlos. De ahí que sea tan importante que sea el dentista quien determine su idoneidad. Están contraindicados en los siguientes supuestos:

  • En caso de hipoplasia o mineralización deficiente del esmalte durante la formación de los dientes.
  • En caso de gingivitis, una enfermedad bucal, generalmente bacteriana, que provoca inflamación y sangrado de las encías.
  • En caso de periodontitis. En la segunda etapa de la gingivitis, la inflamación afecta al periodonto, y si no se trata puede terminar provocando la pérdida de piezas dentales.
  • En caso de caries de cuello, la caries que aparece en el cuello del diente, que es la zona en la que el diente está en contacto con la encía.
  • En caso de hipersensibilidad dental, con dolor dental intenso y transitorio causado por la exposición de la dentina al medio oral. Aparece tras el contacto de alimentos o bebidas frías, calientes, ácidas, dulces, etc.
  • En caso de tener restauraciones bucales como empastes, fundas, etc.

Pastas y colutorios blanqueadores

¿Sirven realmente para algo?

Las pastas y colutorios blanqueadores no deben de ser un tratamiento de primera elección a la hora de blanquear nuestros dientes, pero si pueden ser coadyuvantes para mantener los efectos conseguidos con el kit o tratamiento blanqueante que nos hayamos realizado con anterioridad.

¿Blancos para siempre?

  1. Para lograr el efecto deseado de los blanqueamientos se debe tener una higiene exquisita, con el cepillado después de las comidas tres veces al día y el uso de sedas dentales o cepillos interproximales, que eliminen toda la placa bacteriana posible. Este hábito debe ser permanente y duradero para mantener el blanqueamiento, aunque éste nunca dura para siempre y deberá repetirse cuando el paciente note que sus dientes se van oscureciendo. Su duración dependerá de la naturaleza del diente y por supuesto, de los hábitos e higiene que tenga el paciente.
  2. No se debe abusar de alimentos o bebidas que pueden teñir los dientes como el café, el vino, los refrescos carbonatados, algunas verduras, té y algunos cítricos (como el limón y el pomelo). Un buen consejo sería sustituir algunas frutas por otras con textura fuerte y fibrosa, como la manzana. Estas condiciones fomentan la limpieza de la dentadura durante su masticado al tiempo que favorecen la segregación de saliva, un elemento básico para neutralizar los ácidos perjudiciales para el esmalte y reducir el riesgo de caries. Además de la manzana podemos citar como aliados de una sonrisa blanca y sana las zanahorias, el apio y la coliflor. también es aconsejable tomar lácteos, ya que el ácido láctico ayuda a equilibrar el PH de la boca.
  3. También es imprescindible evitar el tabaco, ya que las manchas que produce son muy difíciles de quitar y para ellas no hay ningún método milagroso.

Bicarbonato y clorhexidina ¡Cuidado!

A menudo escuchamos hablar del uso de bicarbonato como pasta de dientes para eliminar las manchas… ¡Es un bulo! Este método “casero” no consigue blanquear los dientes y sin embargo, puede  afectar al esmalte, desmineralizándolo con un mal uso. Además, es posible que si se usa este método, a medio o largo plazo se produzca una erosión dental.

En cuanto al uso de la clorhexidina, solamente debe usarse cuando sea necesario: lo suelen aconsejar los odontólogos en casos de gingivitis, después de la extracción de piezas dentales, tras un curetaje. En estos casos se debe respetar el tiempo y la frecuencia del tratamiento del enjuague y evitar el consumo de té, café, vino o tabaco durante este tratamiento, para evitar que los dientes se tiñan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here