Almejas con alcachofas y espárragos

0
1122

Ingredientes:
2 alcachofas por persona.
2 espárragos trigueros por persona.
6 almejas de carril por persona.
2 dientes de ajo.
2 cucharadas de aceite de oliva.
1/2 cucharada de harina.
Perejil picado al gusto.
Sal.

Elaboración:
Pelamos las alcachofas, eliminando las hojas exteriores hasta llegar al corazón. A continuación las cocemos en una olla con agua y sal. En una cazuela con dos cucharadas de aceite de oliva, se sofríen los ajos bien picados. Cuando éstos comiencen a tomar color, y antes de que se quemen, añadimos la media cucharada de harina y la rehogamos durante unos segundos. Añadir un chorretón de jugo de los espárragos (si son en conserva) o de agua para generar una salsa verde muy ligera. Incorporamos las alcachofas, los espárragos y las almejas y bajamos el fuego, cocinando a fuego suave y con la tapadera puesta hasta que las almejas se abran. Probamos el punto de sal y espolvoreamos con un buen puñado de perejil picado. Añadimos al conjunto o en cada plato unas cucharadas de la salsa verde reducida.
La alcachofa es un vegetal que destaca por su elevado contenido en hidratos de carbono y fibra, nutrientes que le confieren un alto poder saciante y que favorecen el tránsito intestinal al igual ocurre con los espárragos. Además de minerales como el potasio y el fósforo, y vitaminas B1 y B3, las alcachofas son ricas en sustancias que estimulan la función de la vesícula biliar, mejorando la digestión y evitando la síntesis endógena de colesterol. Las almejas, al igual que el resto de mariscos, se caracterizan por su alto contenido en proteínas, colesterol y purinas, así como por su escasa cantidad de grasa. Debido a ese contenido en purinas, las personas que padezcan gota deberán moderar el consumo de este marisco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here