La luz verde de la farmacia no se apaga

0
63

Artículo de opinión de Juan Pedro Rísquez Madridejos, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Jaén

Estamos ante la mayor crisis sanitaria que se recuerda. España vive un estado de alarma sin precedentes. Las calles se muestran solitarias, las tiendas cerradas y las familias confinadas en sus hogares. Pero siempre habrá luces verdes encendidas en la ciudad. Y es que la luz de la farmacia no se apaga. No lo hacía antes y, mucho menos, lo hará en este contexto histórico de pandemia. Los más de 930 farmacéuticos estamos y estaremos al lado de nuestros pacientes, de nuestros vecinos, de nuestros conciudadanos. 309 oficinas de farmacias peinan la provincia (55 en la capital) y sus profesionales velan por la salud de los jiennenses.

Los farmacéuticos estamos ejerciendo nuestra responsabilidad como los profesionales sanitarios más cercanos y accesibles a la población y hay que aprovechar al máximo la condición de nuestra red de farmacias como establecimientos sanitarios sin cita previa ni listas de espera. Fieles a nuestra sincera vocación de servicio público, los ciudadanos deben tener la absoluta seguridad de que no les vamos a fallar y que, como siempre lo hemos demostrado, estamos a disposición de todas las autoridades sanitarias nacionales y autonómicas. En este sentido, los enfermos crónicos no tienen que desplazarse hasta su centro de salud, sino hasta su farmacia más cercana para continuar con su tratamiento. Y es que la adherencia es una necesidad imperiosa en el tratamiento de una enfermedad. Así, durante el estado de alarma, las farmacias pueden entregar la medicación, y otros productos prescritos, en los domicilios de los pacientes frágiles o con dificultad de desplazamiento. Las farmacias elaboradoras de fórmulas magistrales pueden preparar soluciones hidroalcohólicas para su dispensación y en los casos en los que no haya sido posible la renovación a un paciente de alguno de los medicamentos para su tratamiento crónico, se puede dispensar, de forma excepcional, un envase de ese medicamento.

Por otra parte, desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Jaén instamos a la población a que se quede en casa. Nosotros no podemos, ni nos lo planteamos. Nuestro lugar está cerca de nuestros pacientes, nuestra razón de ser. Queremos recordar a todos los ciudadanos que estamos a su servicio, pero también que somos un establecimiento sanitario y no una excusa para salir de casa. ¡Responsabilidad! Y es que hoy más que nunca es la hora de la responsabilidad colectiva. De una responsabilidad colectiva que se ejerce individualmente. Cuidar de nosotros mismos es la mejor manera de cuidar a los demás. Valoremos que supondría para un barrio o un pueblo que una farmacia, un establecimiento sanitario sin lista de espera ni cita previa, tuviera que cerrar por contagio o cuarentena del farmacéutico, y actuemos en consecuencia. Los farmacéuticos hemos dado un paso al frente. Estamos dispuestos a dar lo mejor de nosotros mismos, que se aproveche todo nuestro potencial.

Por último, apuntar que desde la Organización Farmacéutica Colegial, integrada por el Consejo General de Farmacéuticos, los Consejos Autonómicos y los 52 Colegios Oficiales, estamos ofreciendo nuestra incondicional colaboración al Ministerio de Sanidad y a las diferentes consejerías, con el fin de aprovechar el potencial sanitario de la red de farmacias y el firme compromiso de los más de 54.000 farmacéuticos y las 22.000 farmacias para contribuir a gestionar y superar esta crisis. Además, queremos reconocer y manifestar nuestro total apoyo a otros colectivos sanitarios y a todos los profesionales que están cuidando, trabajando y pelando por la seguridad de la población. Por ti, por los tuyos, por todos: ¡Quédate en casa!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here