Cosmética fitness: reafirmar, reducir y eliminar

0
1487

Tres zonas que necesitan un plus de “training”

Los brazos (sobre todo su cara interna), el abdomen y el trasero son las tres zonas que más acusan los efectos de la falta de tono y, también, de la celulitis y del exceso de grasa y los kilos de más. Por eso, necesitan un extra de cuidados adaptados a sus características particulares:

1-Brazos: no a las “alas de murciélago”. La doctora Purificación Espallargas, directora de la Clínica de Medicina Estética Dra. Purificación Espallargas, explica que la cara interna de esta área corporal es muy fina y, a partir de los 35-40 años tiende a la flacidez. “Es lo que solemos llamar ‘alas de murciélago’, porque la piel de esta zona presenta escasa consistencia y se vuelve aún más fina y con menos tono muscular. A veces, además, los brazos acumulan grasa, bien por herencia o por problemas hormonales, añadiendo un problema extra”.
-Plan de acción: la doctora Espallargas aconseja intentar evitar los cambios bruscos de peso; utilizar una cosmética rica en activos hidratantes y aquellos que estimulen el colágeno, y tonificar la cara interna con mancuernas, ejercicios específicos (planchas, fondos, etc.) o bandas elásticas. La mejor forma de aplicar los productos cosméticos en esta zona es hacerlo regularmente (mañana y noche), realizando masajes circulares e insistiendo en la zona que está entre la axila y el codo, que es la que tiene una mayor tendencia a la relajación cutánea.
-Ayuda profesional: los mejores tratamientos de medicina estética para esta zona son la carboxiterapia (ayuda a eliminar la grasa profunda), los hilos (una vez tratada la grasa, contribuyen a reafirmar) y el prostolane (una nueva tecnología a base de péptidos biomiméticos que elimina la grasa de manera progresiva, y ácido hialurónico, que mejora la calidad de la piel y la uniformiza).

2-Trasero: que no decaiga. “Debido al sedentarismo, a pasar muchas horas sentados y, también, al paso de los años, los glúteos tienden a la celulitis, a la flacidez y en ocasiones se vacían y pierden consistencia”, comenta Purificación Espallargas. Por su parte, los expertos de Syneron Candela explican que la dieta y el ejercicio pueden ser insuficientes frente a las tres manifestaciones más características del trasero (grasa, celulitis y flacidez). La grasa de los glúteos es distinta a la grasa visceral (propia de otras zonas, como el abdomen): típicamente subcutánea, está muy localizada, deforma los flancos en forma de pistoleras y tiende a caer con el paso de los años. La celulitis que aparece en esta área se caracteriza por unos nódulos grasos aumentados (piel de naranja), que entorpecen la circulación sanguínea y linfática y producen un ensanchamiento tóxico del tejido, que se inflama y esclerosa. En cuanto a la flacidez, empeora la percepción de la grasa localizada y la celulitis porque la piel deja de ejercer como un muro de contención contra el volumen y los nódulos grasos aumentados. La falta de firmeza cutánea permite que estos nódulos protuberen, creando un antiestético “bajo-relieve”. Si a ello se suma el bajo tono muscular de una vida sedentaria, la estructura glútea se afloja y desciende.
-Plan de acción: la cosmética específica para esta zona aúna propiedades anticelulíticas y reafirmantes, mejorando notablemente el aspecto de la piel de los glúteos. Su uso diario deben complementarse con una serie de gestos: “No permanezcas más de una hora sentado, levántate y pasea; haz ejercicios específicos, como las sentadillas, sube escaleras y trata de evitar las grasas procesadas en la mesa”, recomienda la doctora Espallargas.
-Ayuda profesional: los expertos de Syneron Candela recomiendan el sistema VelaShape III, que combina en un mismo cabezal infrarrojos para la destrucción de la grasa, radiofrecuencia bipolar para reafirmar y vacumterapia para el masaje. Por su parte, Purificación Espallargas aconseja la mesoterapia con silicio (infiltración de sustancias lipolíticas), la carboxiterapia, los hilos PDO y la radiofrecuencia Exilis.

3-Tripa: ¡la quiero como una tabla! Para alcanzar ese objetivo ideal de conseguir y mantener una tripa plana hay que tener en cuenta su constitución ya que, como afirma la doctora Espallargas, esta zona a veces “va por libre”: “La grasa superficial en el caso femenino suele aumentar por una cuestión hormonal, y la tonificación disminuye por falta de ejercicio, problemas de colon irritable o mala alimentación”.
-Plan de acción: “Vigila la alimentación, evita el gas y sustitúyelo por agua o infusiones; haz ejercicio cardiovascular para mantener a raya la grasa, y de tonificación, para endurecer (abdominales, planchas, Pilates); evita el alcohol y controla tu peso”, aconseja la experta. También es importante aplicar en esta zona productos específicos anticelulíticos y reafirmantes, con un suave masaje circular siguiendo el sentido de las agujas del reloj.
-Ayuda profesional: Los hilos y la radiofrecuencia Exilis (combinación de radiofrecuencia con ultrasonidos en una misma onda) son los tratamientos estéticos que recomienda la experta, junto a la mesoterapia lipolítica, que consiste en la infiltración de sustancias que disuelven la grasa, reducen la celulitis y alisan la piel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here