Dolores de cabeza ¿cuál es el tuyo?

0
22205

Entre el 15 y el 20 por ciento de la población española padece dolores de cabeza, según datos del Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología. Para tratarlo y prevenirlo, los expertos recomiendan como premisa fundamental reconocer sus señas de identidad. Te ayudamos a hacer un completo trabajo de campo.

Quién más y quien menos ha sufrido puntualmente un intenso dolor de cabeza asociado al estrés o a la fatiga, y que generalmente, suele remitir tras la ingesta de analgésicos y de un sueño reparador. Sin embargo, hay muchas personas que experimentan cefaleas casi a diario, siendo la incidencia de esta dolencia mayor entre la población femenina: según los datos de la Organización Mundial de la Salud, entre un 15 y un 18 por ciento de las mujeres (casi tres veces más que los hombres) sufren dolor de cabeza (más concretamente migraña) y de ellas, 1 de cada 20 lo padece diariamente.

Analgésicos, cómo hacerlos más efectivos

Afortunadamente, las opciones terapéuticas disponibles en la actualidad (fundamentalmente analgésicos, triptanes, ergóticos, pero también otras como ansiolíticos, antidepresivos, tratamientos hormonales…) permiten mantener a raya esta dolencia. Pero para que estos fármacos sean efectivos, la premisa fundamental es determinar qué tipo de dolor de cabeza se padece. ?Para ello, es importante llevar un control (una especie de ?diario?) durante algunas semanas, de los síntomas con que se presenta el dolor; los posibles factores desencadenantes, tales como los cambios hormonales vinculados al ciclo menstrual, la ingesta de ciertos alimentos o de alcohol; los cambios ambientales o las situaciones de estrés. Todos estos datos permiten determinar las situaciones implicadas en su aparición, pautar el tratamiento más adecuado y, sobre todo, evitar las
crisis?, explica el doctor Javier Cotelo Vila, especialista en Medicina del Trabajo.

Dolores más frecuentes y señas de identidad

Si hay rigidez en la nuca… Cefalea de tensión

Origen:

Las malas posturas mantenidas (especialmente en la zona del cuello), la estancia prolongada en ambientes ruidosos o en edificios herméticos, con poca iluminación natural, o el sometimiento a destellos luminosos son, junto al estrés, los principales desencadenantes de este tipo de cefalea, explica el doctor Cotelo. Afecta aproximadamente al 50 por ciento de la población española, y está directamente relacionada con el estrés.

Síntomas:

Percepción de un dolor a modo de casco o gorro a presión que suele estar asociada a una sensación de rigidez en los músculos de la nuca.

Duración:

Entre 7 minutos y 30 días.

Prevención:

Las mejores medidas para prevenirlas es la práctica de técnicas reductoras de la ansiedad y el estrés (yoga, meditación, tai chi, masajes…); hacer ejercicio con regularidad (baile, paseos, gimnasia suave) y llevar unos horarios regulares de sueño y comida.


Si siempre coincide con el periodo… Migraña menstrual

Origen:

Su origen es el descenso de los niveles hormonales que se produce justo antes del periodo. Las últimas investigaciones apuntan a que pueden ser los cambios que experimentan las hormonas femeninas (los estrógenos) y no la cantidad de las mismas lo que desencadena este tipo de dolor.

Síntomas:

La principal diferencia con otras migrañas es que el malestar que se experimenta es mayor, debido a que confluyen otros síntomas propios del síndrome premenstrual (hinchazón, vómitos).

Duración:

Este tipo de dolor de cabeza suele presentarse todos los meses, y que puede durar desde los dos días previos hasta cuatro días después del inicio de la menstruación.

Prevención:

Una reciente investigación llevada a cabo por expertos del Hospital Universitario Thomas Jefferson, en Philadelphia, ha demostrado que la ingesta diaria de algunos triptanes de nueva generación durante los días previos a la menstruación podrían evitar la aparición de este dolor y mejorar los síntomas premenstruales.

 

Si aparece de forma brusca y afecta a un lado de la cabeza… Migraña

Origen:

La migraña puede ser de varios tipos y aunque sus causas hoy por hoy aún no están del todo claras, todo apunta a que tiene un origen vascular, aunque también existen otros desencadenantes como el estrés o los cambios de presión atmosférica.

Síntomas:

Se trata de un dolor unilateral y pulsante que puede ir acompañado de otros síntomas como náuseas, irritabilidad, fotofobia e intolerancia al ruido. Con frecuencia, su aparición va precedida de lo que se conoce como aura, esto es, una serie de síntomas leves entre los que se incluyen ver luces o destellos, sentir hormigueos o trastornos del habla, explica el doctor Cotelo.

Duración:

Aunque depende de cada paciente, lo normal es que cada ataque de migraña dure entre 4 y 72 horas.

Prevención:

Según el experto, la clave para evitar que la crisis migrañosa vaya a más es recurrir a los fármacos específicos (los llamados abortivos de las crisis) al primer síntoma e intentar en la medida de lo posible aislarse de la luz y de los ruidos.


Si, pese a tomar analgésicos, no remite… Cefaleas de rebote

Origen:

Este tipo de dolor suele estar producido por el consumo habitual de ciertos fármacos, especialmente analgésicos: hay indicios de que, a dosis repetidas, estos medicamentos pueden reducir los niveles cerebrales de un neurotransmisor, la serotonina, lo que obliga al cerebro a crear más receptores de esta sustancia. Esto lleva a desarrollar una ?tolerancia? al fármaco, como consecuencia de la cual, al incrementar la dosis, se altera el equilibrio de este neurotransmisor.

Síntomas:

Todo ello desencadena un dolor de cabeza más frecuente, generalmente matutino y leve, que puede afectar a la parte posterior de la cabeza y que se intensifica a lo largo del día.

Prevención:

Para prevenirlo es importante no automedicarse y seguir estrictamente las pautas de medicación y las dosis establecidas por el especialista.


Si aparece siempre a la misma hora y es muy intenso… Cefalea en racimos

Origen:

Se sabe que este tipo de cefalea es más frecuente entre las personas muy fumadoras y aquellas que consumen alcohol habitualmente. Otros factores que lo propician son el estrés mantenido, la exposición a destellos luminosos o la ingesta de ciertos alimentos.

Síntomas:

Aunque no es muy frecuente, quienes lo padecen lo definen como ?el peor dolor de cabeza que se pueda sentir. Se trata de una cefalea que aparece de repente, incluso durante el sueño, que suele afectar a un lado de la cabeza y se concentra en el área ocular. Afecta en mayor medida a los hombres y los episodios dolorosos, que parecen estar relacionados con una liberación ?explosiva? de los impulsos nerviosos por parte del hipotálamo, en forma de ?racimos?

Duración:

Pueden aparecer con una periodicidad diurna, semanal o mensual. Cada episodio puede durar entre 30 minutos y tres horas. Debido a que el dolor suele aparecer todos los días a la misma hora, los expertos sospechan que está relacionado con el reloj biológico corporal.

Prevención:

Una de las pautas más novedosas de tratamiento es la inhalación de oxígeno puro (mediante una mascarilla específica) durante aproximadamente 15 minutos, lo que ha demostrado aliviar el dolor en aproximadamente el 80 por ciento de los casos.

Si acompaña a gripes, contracturas o dolores dentales… Cefalea asociada a problemas craneofaciales

Origen:

Aunque sus causas son múltiples, estas cefaleas suelen estar vinculadas con problemas otorrinolaringológicos (sinusitis, otitis, rinitis) y, también, con
enfermedades oculares, trastornos del cuello (principalmente contracturas) o incluso problemas dentales?, explica el doctor Cotelo.

Síntomas:

Se caracteriza por un dolor de cabeza generalizado acompañado de molestias internas en la zona que lo desencadena, de ahí la importancia de determinar cuál es su origen concreto. ?Hay que ponerse en manos del especialista para que sea éste quién realice una exploración de los dientes, la boca y los oídos; los senos paranasales, el cuello o el cráneo, en busca de cualquier  dolor o inflamación que pueda estar produciendo la cefalea.

Prevención:

Como medida preventiva, es importante cumplir con las revisiones oftalmológicas y dentales pertinentes, para atajar así cualquier posible problema en sus inicios. El tratamiento siempre debe ser específico a la causa desencadenante: antiinflamatorios, antibióticos, relajantes musculares, antihistamínicos… señala el experto.

El mito de la sinusitis

A menudo se asocia la presencia de congestión nasal y dolor de cabeza con el hecho de padecer una sinusitis. Sin embargo, los ?verdaderos? dolores de cabeza producidos por una infección de los senos paranasales son en realidad muy poco frecuentes y, en la mayoría de los casos, se trata de una migraña. Un estudio reciente llevado a cabo en  la prestigiosa Clínica Mayo sugiere que la sinusitis crónica afecta a menos de un dos por ciento de la población. Según los expertos, las molestias habitualmente asociadas a ésta (congestión nasal, rinitis y dolor en la zona ocular) son, de hecho, síntomas claros de otra dolencia: la  migraña. Es más, los cambios atmosféricos, a los que muchas personas achacan el agravamiento de su
sinusitis, también son un desencadenante migrañoso. Para que se trate realmente de una sinusitis crónica, el dolor debe estar acompañado de otras
manifestaciones como un drenaje nasal abundante (de color verde o amarillento) y fiebre. En este caso, las molestias suelen desaparecer tras la inhalación de vapor (mediante vahos, humidificadores e incluso con el vapor de la ducha).

Señales de alarma

Según el doctor Cotelo, la mayoría de los dolores de cabeza no revisten gravedad y responden bien al tratamiento. Sin embargo, no hay que bajar la guardia y acudir inmediatamente al especialista si la cefalea presenta  alguna de estas características:

-Dolor  muy intenso y de aparición muy brusca, generalmente bien localizado en una región determinada. Se trata de una cefalea de causa
vascular que puede estar producida por un traumatismo craneal, un cuadro de hipertensión, una malformación vascular cerebral o un trombo.

Dolor de cabeza acompañado de pérdida progresiva del estado de conciencia, con presencia de fiebre y rigidez de nuca. Es síntoma de una infección del Sistema Nervioso Central, principalmente encefalitis y meningitis.

-Dolor continuo y progresivo, que se suele manifestar con frecuencia por las noches. Este tipo de dolor puede ser indicativo de tumores, hidrocefalia e hipertensión intracraneal.

Un gen muy cabezota

Dos expertos (un genetista y un neurólogo) del Instituto San Raffaele, de Milán, han descubierto recientemente la existencia de un gen que podría estar directamente relacionado con la mayor o menor propensión a padecer dolores de cabeza. Tras analizar el mapa genético de seis generaciones de una misma familia cuyos miembros eran proclives a padecer migrañas, descubrieron que todas ellas tenían un gen en común: el ATP1A2, el cual  produce una malformación mediante un efecto bomba: envía sodio y potasio a través de las células, modificando la estructura de éstas, lo que desencadena el dolor y los destellos de luz debilitantes que constituyen el aura. Todo apunta, según los expertos, a que este hallazgo puede propiciar la aparición de nuevos fármacos antimigrañosos de acción mucho más específica.