cómo utilizar un inhalador

“Me han diagnosticada una bronquitis aguda y como tratamiento me han puesto un medicamento aplicado con inhalador. No estoy muy segura de usarlo bien porque no noto nada cuando inhalo. ¿Me podrían decir si lo estoy utilizando correctamente?”

Una de las consultas más frecuentes en farmacia (muchas de ellas vinculadas a su uso erróneo) es la relacionada con el uso de inhaladores, dispositivos muy utilizados en procesos respiratorios como la bronquitis, la neumonía o la bronquiolitis. Estos inhaladores facilitan un acceso rápido y directo del principio activo del medicamento al interior de los bronquios, de manera que puedan ejercer su efecto farmacológico. Así, su acción es más localizada, rápida y directa que si se usaran otras vías de administración. Además, al requerir una dosis menor del fármaco, también se reduce el riesgo de efectos adversos.

Dos grupos de inhaladores

Para no equivocarnos, es importante saber cuáles son los dispositivos que hay en el mercado y cómo funcionan. Es el médico quien, según las características del paciente, prescribe el dispositivo más adecuado. Por parte del paciente, es crucial que aprenda a utilizarlo correctamente, conozca la técnica y se entrene en ella, ya que de su uso correcto depende el éxito o fracaso del tratamiento. Es más, usarlos mal equivale a no usarlos.

  1. Inhaladores de polvo seco: contienen en su interior el polvo suelto directamente o envuelto en capsulitas que el mismo dispositivo se encarga de romper. El paciente debe preparar el dispositivo (la forma en que se hace depende de la especialidad), inspirar el polvo, aguantar la respiración durante cinco segundos y manipular el inhalador para la próxima dosis. Es importante saber que para estos inhaladores no sirven las cámaras de inhalación.
  2. Aerosol presurizado o de cartucho: está formado por un cartucho que contiene en su interior la medicación disuelta en un gas que sale al apretar el cartucho y una carcasa que va a permitir la administración del medicamento. Antes de proceder a la administración, conviene comprobar que no haya nada que obstruya el orificio que hay dentro del dispositivo. A continuación, hay que agitar varias veces el dispositivo y hacer una pulsación previa, sobre todo si llevas varios días sin utilizar el dispositivo. Para administrarlo correctamente, el primer paso es echar todo el aire de los pulmones, el segundo introducir la boquilla entre los labios sin morderla y el tercero, realizar una inspiración profunda, al mismo tiempo que presionamos el cartucho para que penetre bien el medicamento. Por último retiramos el cartucho de la boca y mantenemos la respiración de 5 a 10 segundos, para luego expirar el aire por la nariz lentamente. contienen el medicamento. En el caso de los bebes y ancianos se suelen prescribir las cámaras de inhalación, con objeto de facilitar el uso de estos inhaladores presurizados o de cartucho.

El orden de los factores altera el producto

Otro factor que hay que tener en cuenta es el orden de administración de los medicamentos que vamos a aplicar con el inhalador. 

  1. En primer lugar, se debe utilizar la medicación de alivio o de rescate: el broncodilatador de acción corta, para mejorar el estado de los bronquios y que poco a poco se vayan abriendo. 
  2. Después del broncodilatador de acción corta, sería el momento de administrar el corticoide o la mezcla de corticoide con el broncodilatador de acción larga. 
  3. Una vez aplicado el inhalador, debes enjuagarte la boca con agua, haciendo gárgaras y escupiéndola. Esto ayudará a reducir los efectos secundarios del medicamento. También debes limpiar el inhalador con agua jabonosa para evitar que permanezcan partículas adheridas que interfieran en la próxima administración.

Entrénate con tu farmacéutico

Cuando te prescriban por primera vez un inhalador, es bueno que te entrenes en su uso con la ayuda de tu farmacéutico, como si de una clase práctica se tratara, y probarlo tantas veces como haga falta para familiarizarte con él antes de irte a casa. Y si lo necesitas, en youtube hay vídeos explicativos para cada tipo de inhalador, como los que encontrarás en el canal Farmacéuticos #TuFarmaceuticoInforma, del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF).

Apúntate a nuestra newsletter

* La newsletter para farmacéuticos es para uso exclusivo de profesionales sanitarios (médicos, enfermeros, farmacéuticos) involucrados en la prescripción o dispensación de medicamentos, así como profesionales de la industria farmacéutica y la política sanitaria. Publicitario Farmacéutico SL no se hace responsable del uso de esta newsletter por parte de profesionales no cualificados.

Teresa Martin Buendía

Teresa Martin Buendía

Farmacéutica comunitaria adjunta con más de 24 años de experiencia .Colaboradora de la revista Consejo de tu farmacéutico desde 2014 . Soy una apasionada de mi profesión. Lo que más me gusta de...