Tratamiento para la obesidad: las barreras

0
9

Barreras en un tratamiento para obesidad.
El 73% de los españoles con obesidad considera que tienen un peso normal o sólo algo de sobrepeso. Motivo por el cual no acuden a consulta hasta transcurridos unos 6 años de media. La explicación se centra en el bajo nivel de conocimiento que existe en la población, sobre el concepto de obesidad y los problemas que conlleva.

La obesidad, definida como un exceso de grasa. Es una enfermedad crónica de tendencia epidémica en el mundo y constituye uno de los retos más difíciles de abordar en salud pública. Así describe la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO). Esta enfermedad metabólica que en sí misma es uno de los factores determinantes de otras patologías metabólicas, locomotoras, psicológicas, cardiovasculares y cáncer.

Sin embargo, según la Dra. Nuria Vilarrasa, especialista en Endocrinología y Nutrición del Hospital Universitario de Bellvitge (Barcelona) y autora del estudio y internacional ACTION IO. Lo mejor en la actualidad, es investigar qué obstáculos dificultan el abordaje de la obesidad. Desde la perspectiva de las personas que la padecen y de sus profesionales médicos.
A pesar, de ser uno de los problemas de salud más complejos a los que se enfrenta la sociedad actualmente. “Esto no se refleja en la práctica clínica si la comparamos con otras enfermedades crónicas”.

Según este estudio, el tiempo medio entre el momento en que el paciente empieza a preocuparse por su peso y la primera conversación con un médico es de 6 años. Las principales razones que esgrimen los profesionales sanitarios para no iniciar esta conversación son los tiempos limitado.

En la consulta (62%) o la falta de interés y motivación de los pacientes para perder peso (75%). Sobre todo la principal razón es el desconocimiento, ya que el 73% de los españoles con obesidad consideran que tienen un peso normal o poco sobrepeso. A diferencia de que sólo el 24% que reconoce tener obesidad y el 2% tener obesidad extrema. Motivo por el cual acuden a consulta transcurridos unos 6 años.

“Un tiempo muy elevado si se tiene en cuenta que pueden ir desarrollándose muchas comorbilidades que compliquen seriamente el estado de salud de las personas”. A juicio del doctor Miguel Ángel Rubio, autor del estudio y especialista en Endocrinología y Nutrición del Hospital Clínico San Carlos.

Barreras en un tratamiento de obesidad

  1. Uno de los problemas que existen a la hora de enfrentarse a este problema, según ha revelado este estudio. Es que existe una percepción irreal de la eficacia terapéutica de los tratamientos: tanto médicos como pacientes consideran baja la eficacia del tratamiento farmacológico (19% vs 34%) y quirúrgico (45% vs 69%) para perder peso.

    “Datos sin duda llamativos teniendo en cuenta los avances que se han experimentado tanto en el tratamiento farmacológico como en el quirúrgico”, apunta el doctor Salvador, coordinador del estudio en España y profesor de la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra.

  2. En lo que respecta a las expectativas para la pérdida de peso, hay también falta de conocimiento. Las personas con obesidad indicaron que, de media, su objetivo de pérdida de peso estaba en un 14,5%, muy similar al establecido por los médicos (en torno a un 17%). Pero, como explica la doctora Nuria Vilarrasa, este no es un objetivo razonable, ya que “con una pérdida del 5-10% del peso corporal ya se obtienen beneficios en salud muy importantes, sobre todo a nivel cardiovascular”.
  3. También, pese a que la mayoría de las personas con obesidad asegura haber hecho al menos un intento serio de perder peso, sólo el 13% declaran haber mantenido un 5% de pérdida de peso durante al menos un año (pérdida de peso mínima eficaz).
  4. El Dr Salvador: “la obesidad es una enfermedad crónica y la persona que la padece tiene unos mecanismos endógenos, no dependientes de la voluntad. Por lo tanto, regulan peor el comportamiento alimentario y el gasto energético. Y dado que es una patología multifactorial sería necesaria la puesta en marcha de más unidades de obesidad”, afirma.

El 39,4% de la población adulta tiene sobrepeso y el 22,9% es obesa. Mejorar la educación sanitaria de las personas con obesidad y de los médicos. Así como reconocer esta patología como una enfermedad crónica, es un primer paso para poder comenzar a reducir las barreras que dificultan la eficacia terapéutica y el control de la enfermedad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here