menu para trasplantado renal

¿Qué alimentación debe seguir un paciente renal antes y después de ser trasplantado? ¿Qué pautas de alimentación debe seguir a largo plazo? El 27 de febrero celebramos el Día Mundial del Trasplante. De la mano de nuestro Nutricionista Eric Iges, sabremos cómo debe ser la dieta del trasplantado renal, antes y después de la intervención.

Gracias a la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), España sigue siendo el país que cuenta con un mayor número de donantes post-mortem por cada millón de habitantes. En 2019, España alcanzó una tasa de trasplantes de 115 pacientes por cada millón de habitantes, cifra solo superada por Estados Unidos. De entre todos los trasplantes que se practican en España, el renal es el más realizado (realizándose alrededor del 85% de la actividad trasplantadora renal a partir de donante fallecido frente a un 10-15% de donante vivo), seguido de los trasplantes hepáticos. Según datos tomados del documento de consenso promovido por la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), el Grupo de Trasplantes de la Sociedad Española de Nefrología (SENTRA) y la Sociedad Española de Trasplantes (SET), “el trasplante renal constituye el mejor tratamiento de la insuficiencia renal crónica en cuanto a supervivencia, calidad de vida, complicaciones y relación coste-efectividad frente a la diálisis. Sin embargo, a pesar de la situación privilegiada de España en cuanto a actividad de donación y trasplante y del incremento progresivo de trasplante renal en los últimos 30 años, sigue existiendo un desequilibrio entre el número de pacientes en lista de espera y la oferta de órganos para trasplante”.

La alimentación previa al trasplante

Cuando un paciente va a ser trasplantado, se pone en marcha una máquina multidisciplinar en la que el aspecto nutricional va a tener un gran protagonismo. Por ejemplo, será muy importante tener en cuenta el estado nutricional previo del paciente, ya que las pautas serán distintas si se trata de una persona con un peso excesivo o con bajo peso que en una persona con un peso normal. El mayor peligro que se presenta en estos casos es la malnutrición calórico-proteica, en la que lo más habitual es un alto consumo de calorías y muy bajo de alimentos proteicos. Por lo tanto, va a ser muy importante realizar una valoración nutricional exhaustiva a aquellos pacientes en lista de espera de donación. Entre las causas más comunes de desnutrición figuran una disminución de la ingesta de alimentos, la pérdida de nutrientes por culpa de la enfermedad, así como las dolencias previas o complicaciones de la enfermedad de base que padecen y por la que van a ser trasplantados.

El momento “post”

Durante las primeras horas posteriores a la cirugía, el cuerpo se encuentra en un estado de actividad muy alto, por el cual quema sus reservas y gasta muchas calorías. Esto pone en riesgo la MASA MUSCULAR, tan importante para la salud. Por lo tanto, tenemos un objetivo que cumplir con la alimentación en estas primeras horas: EVITAR la pérdida de masa muscular y FAVORECER EL SISTEMA INMUNE del paciente trasplantado. Además, los fármacos empleados, como son los corticoides, van a favorecer la ganancia de peso corporal y la aparición de picos de glucosa en sangre (las llamadas hiperglucemias), por lo que es importante controlar la alimentación también para individualizar un plan nutricional.

No se suelen recomendar alimentos ricos en hidratos de carbono de rápida absorción (zumos, bollería, galletas, pan blanco…, etc.) ya que pueden generar fácilmente subidas de glucosa, que ya de por sí pueden subir por la medicación.

  • ¡CUIDADO CON LA HIGIENE! Al tener mayor riesgo de contraer enfermedades por la medicación, es vital tener en cuenta la LIMPIEZA de los alimentos que se ingieren, la SEPARACIÓN de alimentos crudos y cocinados a la hora de prepararlos, la TEMPERATURA de las preparaciones que asegure un correcto cocinado, y la CONSERVACIÓN idónea de los alimentos.
  • ¡COME PARA RECUPERARTE! Ante la “agresión” que supone para el cuerpo una operación y el tratamiento farmacológico añadido, es fundamental llevar una alimentación adecuada, variada, suficiente y saludable, que favorezca la recuperación.

Alimentación a largo plazo

Con el objetivo de tener un control nutricional que ayude a prevenir la aparición de distintas complicaciones, estos son los alimentos que deben estar presentes, tanto en el período post-trasplante como a largo plazo. Es conveniente que la dieta esté controlada y supervisada por un nutricionista que individualice cada grupo de alimentos en función del aporte calórico total y teniendo en cuenta la medicación prescrita. Hay que tener en cuenta que una posible complicación metabólica post trasplante es la Diabetes Mellitus, en cuyo caso, tanto la obesidad como el tratamiento farmacológico empleado son dos de los factores modificables que el nutricionista pueden tener en cuenta a la hora de prevenirla.

  • Alimentos de origen vegetal, como frutas y verduras, legumbres y cereales integrales.
  • Alimentos ricos en proteínas como carnes magras, pescado blanco y azul, así como lácteos, huevos y derivados de soja.
  • Por último, los alimentos grasos saludables, como el aceite de oliva virgen extra, los frutos secos o el aguacate, también deben estar presentes.
  • La bebida de elección siempre será el agua, y su aporte variará en función del estado del trasplante recibido.

Trasplante renal y COVID

Debido al tratamiento inmunosupresor los pacientes trasplantados renales tienen alterada la respuesta inmune, por lo que presentan mayor riesgo de evolucionar mal, riesgo que se ve acentuado por la propia enfermedad renal y la existencia de otras comorbilidades o afecciones, como Diabetes Mellitus (DM) e hipertensión arterial (HTA), factores conocidos de mala evolución en la infección por SARS-CoV-2. De hecho, según datos del registro de la Sociedad Española de Nefrología (SEN), un 33% de los casos de enfermos renales con infección por SARS-CoV-2 en España eran trasplantados renales y más del 90% de ellos requirieron ingreso hospitalario por neumonía, con una mortalidad aproximada del 18-20%.

EL MENÚ POSTRASPLANTE RENAL

Ver la entrada

*En este menú incorporamos todos los grupos de alimentos de manera semanal en una frecuencia de consumo apropiada para cubrir todos los requerimientos nutricionales, siempre y cuando se ajuste de manera individualizada a cada persona en función de sus factores personales.

ión

Apúntate a nuestra newsletter

* La newsletter para farmacéuticos es para uso exclusivo de profesionales sanitarios (médicos, enfermeros, farmacéuticos) involucrados en la prescripción o dispensación de medicamentos, así como profesionales de la industria farmacéutica y la política sanitaria. Publicitario Farmacéutico SL no se hace responsable del uso de esta newsletter por parte de profesionales no cualificados.

Avatar

Eric Iges Iglesias

Nací en Madrid a mediados de los noventa, justo en el año que Brasil ganó su cuarto mundial en los Estados Unidos. Me gradué en Nutrición Humana y Dietética en la UAM, especializándome en nutrición...